Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

Según los expertos la fascitis plantar y los espolones son las lesiones más frecuentes tras el confinamiento

El caminar con zapatillas de estar en casa, en zonas reducidas, en un solo sentido y con giros de 180 grados puede ser una de las causas

Según los especialistas en Traumatología y Ortopedia del Hospital Quirónsalud Huelva, la fascitis plantar y los espolones son las lesiones más frecuentes que se han encontrado en consultas tras el confinamiento, seguidas de dolores articulares, tendinosos y musculares por sobrecarga además de dolores de espalda, cervicalgias y lumbalgias en último término.

El traumatólogo de Quirónsalud Huelva Pedro Rodríguez Ferrol, comenta "nos encontramos pacientes que han caminado durante horas con zapatillas de casa, por espacios reducidos como pasillos, haciendo frecuentes giros de 180 grados en una sola dirección lo que, unido al sobrepeso, han incrementado de forma apreciable la fascitis plantar, dolor de pies y rodillas, fracturas por estrés o edemas óseos por sobrecarga."

Asimismo, continúa el especialista, "los dolores de espalda, especialmente cervicalgias y lumbalgias, se han incrementado de forma significativa debido a la falta de movilidad y el teletrabajo que ha obligado a posturas incomodas y mantenidas durante horas". Igualmente, continúa el traumatólogo, "pacientes con dolores crónicos de espalda han visto como la suspensión de sus rutinas de entrenamiento o pilates, ha propiciado el empeoramiento de sus dolencias".

En cuanto a los deportistas, también han visitado al traumatólogo, según el doctor Rodríguez Ferrol "se ven lesiones especialmente por la disminución de la potencia muscular, pérdida de forma física y por pretender volver al mismo nivel de intensidad que antes del confinamiento". Porque tal y como indica el experto, el ejercicio en casa no es igual que en la calle, "viene bien para no perder el fondo físico y la potencia muscular, pero pasar de correr en cinta sobre una superficie suave y cómoda, a terrenos irregulares y duros de la calle, puede ocasionar sobrecargas articulares, tendinosas y musculares, propiciando lesiones".

Durante el confinamiento, incluso las personas que nunca han practicado ejercicio han comenzado a realizarlo, esto es bueno, pero con ciertas precauciones. En opinión del doctor Rodríguez, en primer lugar, debemos conocer cuál es nuestro estado físico y si padecemos de alguna patología que pueda agravarse con la práctica deportiva. Asimismo, debemos comenzar el ejercicio de forma gradual para evitar lesiones y, por último, debemos elegir la práctica deportiva que mejor se adapte a nuestra condición física y edad.



El doctor aconseja realizarse un estudio previo para conocer el estado de nuestro sistema cardio circulatorio, sobre todo si tenemos algún factor de riesgo y nunca antes hemos hecho ejercicio físico. Si nos animamos ahora a la práctica deportiva, es momento de aprovechar, pero siempre en condiciones de seguridad.

Consejos para el comienzo una práctica deportiva segura

El especialista no aconseja hacer cualquier deporte que no se haya practicado con anterioridad. Aparte de no estar preparados físicamente, el conocer bien un deporte disminuye el riesgo de lesiones.

Asimismo, si no se ha practicado nunca deporte, se debe comenzar con actividad física de baja intensidad como caminar, y posteriormente según se avance, realizar ejercicios aeróbicos, como trotar, correr o bicicleta, de 20-30 minutos diarios, e ir incrementando el tiempo lentamente según las posibilidades de cada uno.

Si se ha practicado deporte con anterioridad, se puede empezar con ejercicios más sencillos de los acostumbrados, sin cargas excesivas, especialmente de pesas, e ir incrementándolos poco a poco, realizando rutinas cortas y progresivamente ir aumentándolas.

El especialista concluye que si al iniciar la práctica deportiva se presenta algún dolor, no dudar en consultar con un especialista que le indique cual es el ejercicio que mejor se adapte a sus condiciones físicas.