Esta dolencia, muy ligada al tabaco, y que es responsable de tres millones de muertes en todo el mundo cada año, supone a los afectados españoles un gasto directo de 3.000 millones de euros anuales.
Fuente: Diario Siglo XXI