violinistaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa Unidad de Medicina del Arte de Hospital Quirón Valencia ofrecerá este jueves, 29 de enero, a las 19.30 horas, en el Conservatorio Profesional de Música, situado en la Plaza Viriato, una charla sobre la importancia del cuidado de la salud mental y física en los músicos.


Un 78% de los músicos admite haber padecido ansiedad escénica y un 75% desarrolla alguna lesión en sus músculos o en sus huesos a lo largo de su carrera: Sin embargo, mientras que detrás de los atletas existen equipos especializados en cuidar su salud, tratar y recuperar sus lesiones y contribuir al desarrollo de su actividad, en el ámbito de músicos y artistas no hay, hasta la fecha, servicios específicos para el tratamiento de las dolencias de estos profesionales.


Como explica eldoctor Ángel Escudero, especialista de la Unidad de Medicina del Arte de Hospital Quirón Valencia, "es necesario un abordaje multidisciplinar para atender a los músicos de forma integral. En ocasiones, a problemas meramente musculares, se suman alteraciones de audición y de voz junto con conflictos emocionales, cerrando un bucle cerebro-cuerpo-cerebro. Por eso, es esencial un enfoque psicosomático del músico o artista. Esto implica que debemos integrar disciplinas como la otorrinolaringología, traumatología, fisioterapia o medicina psicosomática, entre otras, para poder solucionar los problemas de nuestros pacientes".


Entre los profesionales más expuestos a estos percances se encuentran los pianistas, los guitarristas y los violinistas. "La principal causa de sus lesiones la encontramos en el mantenimiento de posturas forzadas y la repetición de movimientos, por lo que aconsejamos adoptar posiciones lo más ergonómicas posibles, así como la realización de un estudio personalizado de los movimientos que, en ocasiones, necesitarán de una reprogramación neuromuscular", concluye el doctor Escudero.


Decálogo para el cuidado de la salud de los artistas

Cambiar de mentalidad; el músico no solo es un artista, sino que al usar todo su cuerpo, también hay que considerarlo un atleta y, como tal, debe realizar un adecuado trabajo físico y mental.
Programar un ritmo de trabajo regular para proteger el cuerpo de lesiones.
• Antes de cada sesión de trabajo es imprescindible calentar y estirar los músculos que se van a utilizar.
Adoptar una adecuada posición de todo el cuerpo.
Prestarle atención al equilibrio para evitar la sobrecarga innecesaria de grupos musculares.
Buscar movimientos eutónicos, es decir, buscar un tono muscular con el que no derrochemos energía.
Prestarle atención al transporte del instrumento musical utilizando estuches y fundas que repartan el peso de forma equilibrada.
Llevar una alimentación equilibrada y adaptada a los diferentes requerimientos energéticos.
Realizar un adecuado trabajo mental practicando técnicas de concentración, relajación y meditación para bajar el nivel de estrés y evitar la ansiedad escénica.
Hacer estiramientos al terminar cada sesión de trabajo.