Cada vez son más las localizaciones cromosómicas vinculadas al desarrollo de la esquizofrenia
Fuente: Diario Médico