Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

El aceite de coco

El aceite de coco se extrae de la palma de coco de cocos maduros y, se obtiene por prensado en frío de la copra o pulpa del coco seco.

coco1coco1

El aceite de coco, además de su uso culinario, está presente en multitud de productos que lo contienen en su composición: jabones, champús, detergentes…

No obstante, vamos a hablar desde un punto de vista nutricional.

El aceite de coco contiene 899kcal por 100g, por lo que aporta gran cantidad de energía, y está compuesto principalmente de ácidos grasos saturados. De estos ácidos grasos lo compone principalmente: láurico, mirístico y palmítico, siendo el mayoritario el láurico (45%).

Existen estudios que afirman que estos ácidos grasos se acompañan de benificios para la salud, gracias a la cadena media que presentan. La longitud de la cadena de los ácidos grasos es importante ya que influye en la duración de la digestión de la grasa y su absorción.

coco2coco2

Son numerosos los mitos y los efectos beneficiosos que hay alrededor de este aceite, hasta ha sido considerado como "superalimento" pero, es cierto que la mayoría de esas afirmaciones carecen de evidencia científica.

Es importante recordar que el consumo elevado de grasas saturadas proporciona un aumento de colesterol en la sangre y aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Por eso, es importante reemplazar las grasas saturadas por insaturadas, presentes en el aceitede oliva, frutos secos, aguacate…

En resumen, el consumo de aceite de coco y productos que lo contengan se puede realizar de forma moderada u ocasional, en el contexto de una dieta variada, moderada, equilibrada