Empresas de EEUU y científicos españoles trabajan en otra técnica para detectar malformaciones
Fuente: El País