Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

¿Cómo afecta el COVID-19 a nivel ocular?

Existe un pequeño porcentaje de pacientes con sintomatología de coronavirus que presentan también una conjuntivitis víriccovidcovida (1%). De hecho, existen pacientes con síntomas sistémicos de coronavirus que habían presentado días atrás una conjuntivitis.

De ahí la importancia actual de controlar que los pacientes con conjuntivitis no presenten otro tipo de síntomas, como fiebre o tos seca, para descartar la posibilidad de tener una conjuntivitis por coronavirus y también para poder anticiparnos a la infección por el coronavirus.

La conjuntivitis que provoca el coronavirus es una conjuntivitis folicular similar a la de otros virus, que no requiere de un tratamiento diferente al resto de conjuntivitis víricas pero su gravedad reside en que un porcentaje de esta gente puede progresar a neumonía o distress respiratorio.


Otro punto importante a tener en cuenta es el uso de lentes de contacto ahora que se nos piden tantas medidas de higiene al respecto, incluyendo la de no tocarnos los ojos:

En primer lugar, está confirmado que no hay evidencias hasta la fecha de que las personas sanas deban evitar el uso de lentes de contacto, o que los usuarios de lentes de contacto se encuentren en mayor riesgo de contraer una infección por coronavirus en comparación con quienes usan gafas; asimismo no hay evidencia que sugiera una correlación entre el uso de lentes de contacto y la propagación de COVID-19 o una infección por coronavirus relacionada con el uso de lentes de contacto.

Sin embargo, se sabe que el virus SRS-COV-2 puede aislarse en la lágrima y conjuntiva y transmitirse por estas. Por este motivo y ante la excepcionalidad de la presente situación de pandemia, sería aconsejable que los ciudadanos no utilizaran lentes de contacto y estas fueran sustituidas por las gafas correctoras, siempre que sus circunstancias personales lo posibiliten. En estos casos se reforzarán las medidas de higiene según se indica a continuación.

  • Si el paciente presenta signos o síntomas locales o generales no se procederá a adaptar ningún tipo de lente de contacto hasta su resolución.
  • Si el usuario de lentes de contacto que no puede prescindir de aquellas presenta signos o síntomas locales a nivel ocular o generales, en particular del tipo resfriado o gripe: fiebre, tos seca, malestar general, etc. deberá dejar de usar sus lentes de contacto y pasar a usar sus gafas y consultar con su profesional de confianza si tiene cualquier tipo de duda.
  • En el caso de niños portadores de lentes de contacto, estas serán retiradas salvo en casos excepcionales en que sean imprescindibles (afaquia, queratocono, etc). En dichos casos las utilizarán con las medidas higiénicas y de desinfección indicadas, salvo la presencia de signos o síntomas que indiquen un proceso ocular que incompatibilice su uso.

Medidas para el uso correcto de lentes de contacto:

  • En la inserción y extracción de las lentes de contacto, así como en la manipulación de éstas y de los portalentes, el lavado de manos será previo y posterior a la misma, como siempre se ha de realizar, cumpliendo indicaciones de lavado de manos de la OMS con la finalidad de no contaminar las lentes o de no contaminarse de ellas.
  • Utilizar a ser posible lentes desechables diarias y desecharlas de forma que no contaminen ni microbiológicamente ni como desechos plásticos.
  • En caso de utilizar lentes de contacto no desechables diariamente, del tipo blandas de hidrogel o silicona hidrogel, rígidas permeables o no a los gases, híbridas, esclerales o semiesclerales, etc. en su uso diario deberá realizar el siguiente protocolo de mantenimiento cada vez que se extraigan del ojo:
  1. Lavado de manos.
  2. Extracción de lente de contacto.
  3. Limpieza con frote mecánico y el limpiador adecuado recomendado.
  4. Enjuague con solución salina estéril
  5. Desinfección mediante peróxido de hidrógeno al 3%. Para ello utilizaremos los sistemas de peróxido de hidrógeno para lentes de contacto de un solo paso, al alcance de los usuarios y distribuidos comercialmente, pero transformándolos en dos pasos. De esta forma retrasaremos la neutralización hasta al menos 6 horas de acción desinfectante sobre la lente de contacto que asegura un amplio efecto incluso contra el coronavirus – primer paso –. Tras ello se incluirá en el frasco la pastilla para la neutralización del peróxido – segundo paso – que dejaremos actuar al menos una hora.
  6. Las lentes de contacto se pueden utilizar una hora después de haber utilizado la pastilla neutralizadora (revisar en cada caso concreto las indicaciones del producto comercial de desinfección utilizado).
  7. Enjuague con solución salina previa a inserción de lente en superficie ocular.
  8. Lavado final de manos.