La gestión del centro correrá a cargo de la emprera Capio, que ya gestiona la Fundación Jiménez Díaz y el Hospital Infanta Elena de Valdemoro. El diseño, por su parte, es obra de R para la recuperación del paciente.