El centro, que contará con una inversión de 232.225.148 euros, estará finalizado dentro de 18 meses, por lo que se espera que los primeros pacientes puedan utilizarlo a comienzos del año 2012. El centro lo gestionará la empresa privada Capio, una multinacional sueca que ya controla la Fundación Jiménez Díaz o el Hospital de Valdemoro. La atención será gratuita.