La alergia al veneno de avispas y abejas afecta a un 3% de la poblaciónImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa alergia a la picadura de los himenópteros, -avispas y abejas- afecta a un 3% de la población, lo que se estima que causa entre 15 y 20 muertes al año según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)

Durante los meses de Mayo a Septiembre es cuando se producen el mayor número de picaduras de himenópteros.

La picadura de insectos ocasiona en general molestias locales de tipo inflamatorio con dolor, enrojecimiento, picor e hinchazón; de forma inmediata y con una duración de 24 a 48 horas, desapareciendo sin secuelas.

En individuos sanos y no alérgicos se pueden soportar bien hasta 25 picaduras, a partir de 50 tendríamos ya un efecto tóxico a nivel de piel, músculos, alteraciones de coagulación, fallo renal o del sistema nervioso. Se calcula que la dosis letal en los niños sería de 100 picaduras y en adultos de 500.

La doctora Esther Velázquez Amor, especialista en alergología e inmunología clínica de Quirón Sagrado Corazón, nos explica que 'la alergia a los insectos no se hereda, ni aparece en la primera picadura si no que se necesita más de una para que en algunas personas se active el sistema inmunológico y en siguientes picaduras pueda dar lugar a una reacción más intensa'.

La especialista hace hincapié en la importancia de reconocerlas y saber dónde viven para evitar las picaduras.

'Las avispas son carnívoras y muy agresivas, no pierden el aguijón tras la picadura por lo que pueden volver a picar, construyen sus avisperos al aire libre, campos, piscinas, jardines y edificios, las Polistes y las Vespulas, los construyen en la tierra o a nivel del suelo'. Sin embargo continúa la doctora, 'las abejas son vegetarianas, pierden el aguijón cuando pican y mueren al hacerlo. Construyen sus colmenas alrededor de campos y arboledas'.

La doctora Velázquez Amor, indica que 'en los casos en los que aparezca alguna las reacción como picaduras mayores de 10 cm de diámetro dolorosa y persistente más de 24 horas, que afecte a más de dos articulaciones en extremidades, urticaria generalizada hinchazón en zona distinta a la de la picadura, náuseas, vómitos, diarreas o dificultad respiratoria, hay que acudir al alergólogo para realizar estudio'.



Consejos en caso de picadura:


• Lo primero alejarse del lugar (las avispas liberan feromonas de alarma que atraen a otras dando lugar a nuevas picaduras).


• Si ha sido una abeja extraer el aguijón con cuidado, sin presionar para que no expulse más veneno.


• Elevar la zona afecta, especialmente si se trata de brazos o piernas y aplicar hielo (envuelto en tela o plástico) o una compresa fría para reducir la inflamación y el dolor.


• Limpiar suavemente el área de la picadura con agua y jabón para evitar infecciones secundarias; no romper las vesículas o ampollas.


• Aplicar corticoides tópicos o antihistamínicos orales para aliviar el picor.


• Consultar a su médico si aumenta la inflamación o si parece haber infección (con dolor, calor e hinchazón local).


• Se desaconsejan remedios caseros como el barro, orina o saliva que aunque funciona en cuanto a los síntomas de la picadura (calman el dolor, reducen inflamación) pueden causar infecciones secundarias.


• Sí ya está diagnosticado de alergia grave a himenópteros debe llevar dispositivo autoinyectable de ADRENALINA, conocer su forma de administración y siempre después de su administración acudir al servicio de urgencias más cercano.


Consejos para evitar picaduras:


• No se acerque a colmenas ni panales de abejas ni a nidos de avispas. Si accidentalmente se acerca, retírese con movimientos lentos.


• Si una abeja ó avispa se posa sobre alguna parte de su anatomía no intente matarla ni espantarla; permanezca quieto o haga sólo movimientos lentos hasta que se aleje.

• Durante la época de calor, si bebe algún líquido azucarado, compruebe que no hay abejas o avispas en los bordes del recipiente.


• No manipule frutas y en general comidas al aire libre. No se acerque a los cubos de basura en la calle.


• Si deja ropa en el suelo sacúdala antes de ponérsela, pues puede haber alguna avispa entre sus pliegues.


• Evite caminar descalzo, así como hacerlo por huertos en floración, campos de trébol o cualquier área con abundantes flores.


• Durante la época de actividad (mayo a septiembre) use ropa de colores poco llamativos y no use perfumes ni sprays para el cabello cuando salga al campo.


• No pode árboles ni siegue césped o setos durante la época de actividad.


• Las colisiones con éstos insectos pueden causar picaduras; por lo tanto evite correr o montar a caballo, en bicicleta o en moto en áreas en que haya abundancia de flores. Un coche descapotable con el techo bajado es especialmente peligroso.


• Aplicar repelente tipo (DEET) en las zonas descubiertas de la piel si va a salir a pasear por el campo, o en zona de piscinas.


• Dentro de recintos cerrados mantenga una red para atrapar cualquier insecto volador que penetre; también es útil tener un insecticida para matarles (en la guantera del coche puede ser muy útil).


• Advierta a los niños de no tirar piedras o ramas a los nidos de los insectos.


Para terminar con un mensaje positivo 'la alergia a los himenópteros tiene tratamiento y es efectivo en un 95% de los casos.

Consiste en administrar inyecciones subcutáneas mensuales durante 3 a 5 años con extracto del veneno al cual se es alérgico consiguiendo que tras nuevas picaduras éstas sean toleradas, el efecto además es duradero y a los diez años tras la suspensión de la vacuna el 90% de los pacientes siguen estando protegidos', concluye la alergóloga.