La primera vez que se habló de los posibles beneficios del cacao se debió a los estudios epidemiológicos realizados en los indios kuna, que viven en la isla de San Blas de la costa de Panamá, y que tienen una prevalencia tremendamente baja de enfermedades cardiovasculares y de aterosclerosis, hipertensión, diabetes y colesterol elevado.
Fuente: Tagonistas.com