La prevalencia del asma en Europa occidental se ha multiplicado por dos durante los últimos diez años, de forma que se prevé que en 2025 otros 100 millones de personas en el mundo sufrirán asma, debido principalmente al aumento del número de personas que viven en zonas urbanas.
Fuente: AZprensa.com