La ansiedad es una respuesta que tenemos los seres humanos cuando comprobamos que existe un peligro real. La ansiedad provoca de forma inmediata una serie de respuestas en el sistema nervioso con la finalidad de poner a salvo la vida, favoreciendo su capacidad de una rápida reacción y adaptación frente al peligro, por tanto, es una emoción positiva. Pero, ¿qué ocurre si nuestro cerebro interpreta como peligroso algo que es inofensivo?, inmediatamente envía síntomas de ansiedad, como si el peligro fuera real y nuestra conducta será la huida o evitación de dicha situación para no poner en riesgo nuestra integridad, a ésta ansiedad se le denomina ansiedad negativa, ya que nos bloquea y nos impide sacarle gratificación a la vida.
Fuente: Zigzag