Con el tiempo se va perdiendo la calidad de las articulaciones dando lugar a una degeneración progresiva pudiendo provocar dolor, cambios inflamatorios locales y deformidades articulares.
Fuente: Zig Zag