Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

Azúcar

El azúcar se obtiene principalmente de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera.

azúcarazúcar

Se puede clasificar por su origen en caña de azúcar o de remolacha, pero también en función de su grado de refinado teniendo en cuenta el porcentaje de sacarosa que se le ha extraído y refiriéndonos a él normalmente por su color (azúcar moreno, azúcar rubio, blanco). El azúcar blanco es sometido a un proceso de purificación a diferencia del azúcar moreno que no sufre este proceso.

El azúcar fue descubierto por los árabes, por su gran afición al dulce, observaron las infinitas posibilidades que presenta. Pero hasta la Edad Media el azúcar no llega a España, donde se implanta como una especia alimenticia, y, es usada para perfumar platos, lo mismo que la sal o la pimienta.

Es importante recordar que el consumo excesivo de azúcar se relaciona con una serie de enfermedades, entre las cuales se pueden mencionar: caries dental, hipertrigliceridemia, sobrepeso, obesidad, diabetes mellitus...

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a los adultos con un índice de masa corporal normal reducir el consumo de azúcar al 5 por ciento de la ingesta calórica diaria, lo que equivale a unos 25 gramos al día, es decir, 6 terrones de azúcar.