El Hospital General de Catalunya en Sant Cugat será también escenario de la historia
Fuente: La Vanguardia