"La crisis emocional es una suerte de estrés ante la que resulta crucial la toma de decisiones". Con esa rotundidad se expresa José Luis González de Rivera, catedrático y Jefe del Servicio de Psiquiatría de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. El experto concede semejante importancia a una búsqueda activa de soluciones porque "la decisión que se tome puede tener consecuencias mayúsculas: lo mismo empeora la situación de la persona que la mejora hasta límites insospechados, por encima incluso de donde estaba antes de que estallase el episodio de crisis".
Fuente: AZprensa.com