Hospital Quirónsalud Sur, Fundación Quirónsalud y el Excmo. Ayuntamiento de Alcorcón organizaron en la tarde del pasado jueves, 7 de abril, Día Mundial de la Salud instituido por la Organización Mundial de la Salud, una charla para informar y concienciar a los ciudadanos de Alcorcón de la importancia de prevenir y tratar la diabetes.

La diabetes es una enfermedad crónica cuyo control radica fundamentalmente en tres factores: tratamiento mediante antidiabéticos orales (ADO) o insulina, dieta y ejercicio.

El Dr. Juan Carlos Pércovich, especialista en Endocrinología y Nutrición de Hospital Quirónsalud Sur, explicó a los más de 100 asistentes que según las últimas estimaciones, se calcula que alrededor del 14% de la población española padece diabetes y casi la mitad no lo sabe. Tal y como ponía de manifiesto, la prevalencia de la diabetes y los trastornos en la regulación de la glucosa se incrementan de forma significativa con la edad y son mayores en varones que en mujeres.

Según explicó el inicio precoz de la diabetes tipo 2 -o no insulino-dependiente- es un problema cada vez más frecuente que da lugar al desarrollo prematuro de complicaciones micro y macrovasculares. Las personas con un inicio precoz de este tipo de diabetes constituyen un grupo de alto riesgo con problemas y necesidades específicos que necesitan una gestión agresiva y de apoyo en un entorno multidisciplinario para prevenir el desarrollo de morbilidades importantes durante sus años más productivos.

Los datos del estudio Framingham Offspring demuestran que pequeños cambios en el peso corporal se asocian a cambios significativos en la suma de factores de riesgo de la cardiopatía coronaria (CC). Un aumento de peso de 2,25 kg o más durante 16 años eleva significativamente la suma de factores de riesgo de la CC en un 20 % en los hombres y en un 37 % en las mujeres. Al contrario, una pérdida de peso de 2,25 kg o más reduce significativamente la suma de factores de riesgo en un 48 % en los hombres y en un 40 % en las mujeres.

Charla Diabetes Alcorcón

De izquierda a derecha el Dr. Pércovich, Susana Moza, Concejal de Salud de Alcorcón, Moisés Romero, y Mª Victoria Torres, Jefa de Talento y Desarrollo de RR.HH. en Enfermería de Quirónsalud

En la charla que ofreció a los asistentes, Moisés Romero Parejo, Enfermero de Urgencias al frente de la Consulta de Educación Diabetológica de Hospital Quirónsalud Sur, hizo un exposición sobre distintos aspectos de la enfermedad; respecto de los síntomas, puede existir la sospecha de padecer diabetes cuando se dan los siguientes síntomas: se adelgaza comiendo mucho, hay un incremento de las micciones, se produce un decaimiento general con sensación de cansancio, se bebe más agua y se produce una sensación de sed y se padece dolor de estómago y naúseas.

En relación con la alimentación, Moisés Romero ofreció una serie de consejos: deben tomarse alimentos adecuados y variados, es importante recordar la cantidad recomendada, debe respetarse el horario, los hábitos alimenticios deben estar supervisados por un médico o educador y debe evitarse el consumo de dulces y bebidas azucaradas. "Siempre debemos comer siguiendo una alimentación equilibrada para sentirnos más fuertes y sanos".

Para una persona que padece diabetes es imprescindible controlar los niveles de glucosa, conocidos como "glucemia capilar". Para ello, se recomienda pincharse en todos los dedos, especialmente en los lados de las yemas, no obstante, existen sistemas alternativos que permiten hacerlo en las palmas de las manos o los antebrazos.

Un factor de especial relevancia en el control de la diabetes es la práctica habitual de ejercicio físico, un elemento terapeútico de la misma importancia que la dieta o la medicación, ya que disminuye la glucemia durante y después del ejercicio, la insulina basal y el nivel de glucosa tras las comidas y la necesidad de fármaco, mejorando, entre otros factores, la sensibilidad a la insulina.

También se hizo referencia a la necesidad de abandonar el hábito tabáquico, que en pacientes con diabetes aumenta las complicaciones tanto macrovasculares como microvasculares y la necesidad de mantener una adecuada salud bucodental, ya que se ha detectado mayor frecuencia de este tipo de enfermedades -sarro, caries, enfermedad periodontal, etc.- en pacientes no controlados.

Finalmente, respecto de la incidencia del pie diabético, se estima que el 15% de las personas que padecen diabetes desarrollará una úlcera en el pie a lo largo de su enfermedad; aproximadamente el 50% de las amputaciones no traumáticas en los miembros inferiores son producidas por la diabetes, teniendo la población diabética un riesgo de entre 15 y 70 veces mayor de padecer amputación de las extremidades inferiores. Además, se ha comprobado que la existencia de consultas especializadas consigue una reducción, a los 3 años de seguimiento, del 50% de las amputaciones mayores y del 40% de la cirugía menor.

Esta iniciativa se enmarca dentro de las actividades que la Fundación Quirónsalud, Hospital Quirónsalud Sur y el Ayuntamiento de Alcorcón están desarrollando a través del proyecto "Escuela de Salud".