sordera_0


La sordera afecta, en sus distintos grados, a cerca de un millón de personas en España, según las últimas estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), aunque estudios no oficiales elevan a dos millones el número de personas con hipoacusia. Con motivo de la Semana Internacional de la Sordera, que se celebra estos días auspiciada por la Organización Mundial de la Salud, los especialistas hacen hincapié en la necesidad de tratar adecuadamente la pérdida de audición cuando se presenta, y lo que es más importante, tener conciencia de que en muchos casos la sordera se puede prevenir.

"Una pérdida de audición es algo a lo que tenemos que prestar atención puesto que va a suponer una merma importante de nuestra calidad de vida y de nuestra capacidad de comunicarnos con los demás, con todo lo que eso supone", advierte la doctora Isabel Sánchez Cuadrado, especialista de otorrinolaringología de la Clínica La Luz.

Generalmente la gravedad de la sordera depende mucho del momento en el que se aparece, ya que "no es lo mismo que se trate de una sordera congénita o que haya comenzado antes del desarrollo del lenguaje a que aparezca después", añade la especialista. Es muy importante determinar el tipo de sordera con el fin de instaurar el tratamiento correcto.

En cuanto a la localización del problema, los otorrinolaringólogos distinguen entre la hipoacusia conductiva, que es la sordera causada por una alteración en el oído externo o el oído medio, y la hipoacusia neurosensorial, cuyo origen está en el oído interno o en el propio nervio auditivo.


LOS CASOS MÁS FRECUENTES

Lo más frecuente, sin embargo, son las pérdidas leves de audición generalmente causadas por un simple tapón de cera, o por mucosidad que puede quedarse en el oído medio debido a un catarro. Otro tipo muy habitual es la denominada presbiacusia, es decir, la pérdida de audición asociada a la edad. "Con los años todos vamos perdiendo audición debido a un fallo progresivo de las células de la cóclea", añade la doctora Sánchez Cuadrado. Por todo ello, pasados los 55-60 años es conveniente hacerse revisiones periódicas cada dos años, un una vez al año si ya existe alguna pérdida de audición.

Aunque no se puede revertir, la presbiacusia sí se puede ralentizar siguiendo una serie de hábitos saludables: los más importantes son evitar ruidos fuertes y mantenidos en el tiempo (el caso clásico del martillo neumático) y huir del uso prolongado de auriculares a alto volumen. "Muchas veces, por ejemplo cuando vamos en el Metro, no nos damos cuenta de que para poder oír la música de nuestro móvil o MP3 tenemos que subir mucho más el volumen debido al ruido del ambiente", explica la doctora Sánchez Cuadrado.

Además hay que tener en cuenta que la sordera no avisa, ya que no hay signo de fatiga auditiva como sí puede ocurrir en el caso de la visión con la sensación de irritación o picor en los ojos. "De lo que sí tenemos que ser conscientes es de que si empezamos a notar alguna pérdida de audición tenemos que ser valorados por un especialista y después ser más precavidos todavía con los ruidos fuertes y prolongados". También hay fármacos, como algunos antibióticos o la propia aspirina, que a dosis elevadas pueden influir en la aparición de sordera, así como determinadas infecciones como la otitis.

Por otro lado, la sordera profunda, que afecta a unas 100.000 personas en España, es, en muchos casos, de nacimiento, pero también puede consecuencia de un proceso progresivo. También existen casos de la llamada hipoacusia brusca, una enfermedad poco común, posiblemente provocada por un virus o por un problema vascular en el nervio de la audición.


TRATAMIENTOS DISPONIBLES

En cuanto a los tratamientos, existe un amplio abanico que va desde los fármacos (antibióticos, aerosoles) hasta los distintos tipos de prótesis (audífonos) e implantes (cocleares, de oído medio, osteointegrados, etcétera). Uno de los que se está imponiendo en los últimos años para los casos de sordera profunda bilateral es el implante coclear. Se trata de un aparato formado por un procesador externo, que es el que se va encargar de captar las ondas que luego transmite a un receptor situado por debajo de la piel en la zona de la calota craneal. Desde allí, y mediante un electrodo las señales acústicas se envían a la cóclea convertidas en señales eléctricas. Para que tenga éxito, el paciente debe realizar una rehabilitación logopédica para
aprender a "oír" con el aparato.

De todos modos, el implante coclear debe ser uno de los últimos recursos, ya que entre otras cosas requiere cirugía. "Una persona que no oiga prácticamente nada no necesita un implante coclear si sus audífonos le sirven", añade la doctora. De cara al futuro, todos los especialistas tienen puestas sus esperanzas en la terapia con células madre y la terapia génica, pero por el momento ambas siguen en el terreno de la
experimentación con animales.


CLINICA LA LUZ

La Clínica La Luz es uno de los más modernos complejos clínicos europeos y el centro asistencial privado más grande de Madrid. Desde su creación, en 1978, la filosofía de la Clínica La Luz ha sido la de considerar al paciente el eje central de una asistencia sanitaria basada en la innovación y la excelencia clínica. La Luz, asimismo, es uno de los centros mejor dotados del ámbito asistencial privado de la Comunidad de Madrid y provincias limítrofes.

La excelencia clínica de La Luz se manifiesta en la capacidad para aplicar técnicas y protocolos de actuación avanzados gracias a la presencia de un equipo de especialistas de prestigio y primer nivel, capaces de cubrir todas las áreas de la medicina, así como en la disponibilidad y utilización de recursos materiales altamente especializados y de última generación en las áreas de consulta, diagnóstico, cirugía y postoperatorio. En la actualidad, la Clínica La Luz cuenta
con un equipo de casi 80 especialistas distribuidos en una treintena de servicios y unidades.



Para más información:
Clínica La Luz
Antonio González
Director de Comunicación y Relaciones Públicas
Tel: 91 453 04 73
Correo electrónico: agonzalezgg@quironsalud.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Facebook: www.facebook.com/clinicalaluz.oficial
Twitter: @C_LaLuz