Estas intervenciones se enmarcan dentro de un estudio que será dirigido por el doctor Antonio Pérez Higueras, jefe del Servicio de Neurorradiología intervencionista de este centro hospitalario, que se desarrollará durante los próximos 24 meses y en los que se analizarán los resultados de las densitometrías antes y después del tratamiento.

El objetivo es comprobar si esta vertebroplastia, que se realizará con un tipo de 'cemento biológico' comercializado por Medcomtech en España, logra reducir el riesgo de refractura de los pacientes de aplastamiento vertebral del actual 20 por ciento al 2 por ciento.

Las fracturas y aplastamientos vertebrales provocados por la osteoporosis son patologías propias de sociedades en las que se produce un desplazamiento demográfico hacia una población de más edad.

En España, más de dos millones y medio de mujeres padecen osteoporosis y, al año, se producen 500.000 fracturas vertebrales y 150.000 fracturas de Colles, según datos de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas.

Uno de los principales problemas de estas enfermedades es el dolor intenso y el sufrimiento que producen al paciente, además del elevado coste social que producen si no se tratan.

La forma de abordarlas médicamente ha ido evolucionando gracias a la investigación y desarrollo de diferentes sustitutivos óseos que han permitido mejorar la calidad de vida de los pacientes. Una vez tratada esa fractura, el riesgo de nueva fractura vertebral puede alcanzar hasta un 20 por ciento.

Un sustitutivo similar al huesoCeramentTM Spine Support es un sustituto óseo cerámico que Medcomtech comercializa en exclusiva en España, gracias a su acuerdo con la compañía sueca Bone Support. Permite su aplicación mediante cirugía ambulatoria y sólo requiere anestesia local.

Una de sus principales ventajas es el alivio casi inmediato del dolor que sufre el paciente: dos horas después de la intervención, está listo para irse a casa y disfrutar de su vida normal.

Este sustituto óseo se basa en un sulfato de calcio sintético reforzado con hidroxiapatita, (el mineral natural del hueso). Gracias a esta composición se incrementa la osteoconductividad del producto y se retrasa la reabsorción del sulfato de calcio, con lo que se adapta mejor a la velocidad normal de regeneración ósea.

La fase de sulfato de calcio se reabsorbe gradualmente y así permite la regeneración ósea y la integración con el tejido óseo del paciente, mientras que el componente residual de hidroxiapatita refuerza el hueso osteoporótico y la vértebra frágil a largo plazo.

Además, tiene una resistencia a la compresión que imita la del hueso esponjoso y por esta razón reduce el riesgo de nuevos aplastamientos en las vértebras adyacentes.