Según este estudio, aunque la sandía contiene más de un 90 por ciento de agua, algunas de las proteínas presentes en la pulpa originan en ciertas personas respuestas alérgicas leves, generalmente picor en torno a la boca, que desaparecen en quince o veinte minutos.
Fuente: Soitu.com