Deportistas en el Centro de RehabilitaciónHasta cinco deportistas de notable nivel coinciden estos días en el Centro de Rehabilitación y Fisioterapia Miguel Domínguez en intensas sesiones de recuperación de graves lesiones del ligamento cruzado.

Se trata de Fran Matos (jugador del Ribadumia CD), Carlos Campos (Alondras CF), Alejandra Carballa (AD Cortegada Baloncesto), Adrián Barreiro (FC Cruceiro) y Ana Carolina (Poio Pescamar Fútbol Sala). La coincidencia de todos estos atletas no hace sino confirmar el liderazgo de las instalaciones del GHMD en la recuperación deportiva.

La lesión de ligamento cruzado, con un periodo de recuperación medio de seis meses, supone el sometimiento a una intervención quirúrgica en la que se reconstruye este ligamento de la rodilla, una técnica que ejecutan varios especialistas del Hospital Miguel Domínguez.

Posteriormente, el proceso de recuperación se divide en tres fases. La primera es la rehabilitación de la lesión para lograr el alta médica recobrando la funcionalidad normal del tejido lesionado. La segunda fase busca la recuperación funcional, centrando los esfuerzos en lograr el alta deportiva y consiguiendo que esos tejidos puedan soportar la exigencia que supone la práctica de su actividad física y sus condicionantes específicos. Finalmente, la tercera parte consiste en la reintegración en el entrenamiento normalizado y la vuelta a la competición. En ella el atleta recupera su estado de forma funcional óptimo. Se trata de alcanzar el alta competitiva.