La cirugía metabólica se ha consolidado como el tratamiento más efectivo para pacientes con obesidad leve (índice de masa corporal de 30 a 35) y obesidad severa (IMC de 35 a 40) que padecen diabetes mellitus tipo II. Prestigiosos estudios, como los publicados en New England Journal of Medicine, demuestran que esta cirugía da mejores soluciones que el abordaje médico y el dietético en el control de la diabetes. "La era de la cirugía metabólica ha comenzado al observarse que muchos pacientes diabéticos mejoran rápidamente sus niveles de glucosa en sangre después de someterse a una intervención de la obesidad", subraya el doctor Rafael Ruiz Orellana, jefe del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo y responsable de la Unidad de Cirugía de la Obesidad y Metabólica del Hospital Quirónsalud Marbella.

Las técnicas restrictivas, como la gastrectomía tubular, "consiguen una curación de la diabetes en un 40-60% de los pacientes (efecto derivado de la pérdida de peso)", mientras que en las técnicas mixtas y malabsortivas, como el by-pass gástrico, "los niveles de recuperación aumentan al 70-85%". Se cree que los cambios anatómicos de la cirugía "producen hormonas que estimulan la secreción de insulina por el páncreas y aumentan la sensibilidad o efecto periférico de la insulina", apunta el doctor Ruiz Orellana.

Asimismo, incluyendo técnicas endoscópicas como el Método Apollo, se consigue una recuperación rápida y sin cicatrices, además de obtener grandes resultados. Como indica el doctor Alfonso Alcalde, especialista del Servicio de Aparato Digestivo y de la Unidad de Obesidad por Vía Endoscópica del Hospital Quirónsalud Marbella, "en comparación con un programa de dieta y ejercicio tradicional, el paciente consigue bajar hasta un 200% más de peso. Además, la aplicación de esta técnica permite la reducción de la presión arterial alta y el colesterol y sirve de freno al riesgo de sufrir enfermedades coronarias y diabetes tipo II. También disminuyen los dolores osteo-articulares propios de la obesidad".

Tratamientos mínimamente invasivos contra la diabetes:

Gastrectomía tubular

También llamada gastrectomía vertical, manga gástrica o sleeve gastrectomy, se trata de una técnica poco invasiva, eficaz y muy segura para reducir el estómago. Consiste en extirpar la mayor parte de este, que queda reducido a un tubo con una capacidad de unos 100 a 150 cc. El efecto de la intervención es doble: por una parte, la gran restricción de la capacidad, que permite generar saciedad con ingestas hipocalóricas; y por otra, el efecto metabólico secundario a la disminución de ciertas hormonas que se producen en su mayor parte en la zona del estómago que se extirpa, regulando así el apetito.

By-pass gástrico

Para muchos expertos es la técnica más recomendada por su eficacia y seguridad. Es una técnica mixta: además de reducir el estómago, se realiza un by-pass intestinal para disminuir la absorción de las grasas. Al mismo tiempo, se crea un pequeño reservorio o bolsa gástrica, de entre 15 y 20 cc, que los especialistas unen al intestino delgado, consiguiendo así rebajar la capacidad gástrica a la vez que se disminuye la absorción de las grasas. Es una intervención metabólica, ya que consigue un mejor control de la diabetes que con otras operaciones.

Método Apollo

Esta técnica se realiza de manera endoscópica, reduciendo riesgos y evitando cicatrices.

El Método Apollo, también conocido como manga gástrica sin cirugía, es un novedoso procedimiento de reducción de estómago que se efectúa exclusivamente por vía endoscópica a través de la boca y sin necesidad de incisiones externas. Esta técnica forma parte de la cartera de la Unidad de la Obesidad por Vía Endoscópica del Hospital Quirónsalud Marbella, dependiente del Servicio de Aparato Digestivo del centro.

Consiste en hacer unos pequeños pliegues en la pared de la cavidad interna del estómago para reducir su capacidad. De esta forma, según apunta el doctor Alfonso Alcalde, "el paciente reduce la ingesta de alimentos de forma natural y experimenta una mayor saciedad y una menor sensación de hambre.

Con estos tratamientos queda abierto un camino muy prometedor para la solución definitiva de una enfermedad crónica como la diabetes, que afecta a cerca del 14% de la población en España y que ocasiona alteraciones a la larga en múltiples órganos, tales como la retinopatía, las afectaciones renal, cardiaca, cerebral, de la circulación, etc. Desde el Hospital Quirónsalud Marbella, a través de su Unidad de Cirugía de la Obesidad y Metabólica, se ofrece a pacientes seleccionados con diabetes mellitus esta posibilidad de cura definitiva o mejoría notable mediante una intervención quirúrgica mínimamente invasiva.