El doctor Martín Reyes (derecha), realizando el procedimiento.La Clínica La Luz, integrada en el grupo Quirónsalud, ha incorporado el cateterismo por vía radial (a través del brazo) para el diagnóstico y tratamiento de distintas dolencias cardiacas. Este procedimiento consiste en hacer llegar un catéter al corazón a través de las arterias del brazo con el fin de estudiar la anatomía y funcionamiento de este órgano y de las arterias coronarias, lo que permite detectar al especialista si hay alteraciones o defectos, así como tomar muestras de tejido para biopsia en caso de ser necesario.

"A diferencia del acceso tradicional, a través de la arteria femoral, el cateterismo radial presenta un menor riesgo de complicaciones vasculares y hemorrágicas, lo que se asocia con menores tasas de mortalidad", explica el doctor Roberto Martín Reyes, cardiólogo intervencionista de la Clínica La Luz.

Además, a juicio de este especialista, este método presenta otra importante ventaja frente al llevado a cabo por vía femoral: "El cateterismo radial permite una deambulación precoz del paciente tras la intervención, por lo que se puede plantear perfectamente como un procedimiento ambulatorio, ya que el paciente ingresa 30-60 minutos antes de empezar y es dado de alta, si no hay complicaciones, tras estar 4-5 horas en observación una vez finalizado el proceso".

HOSPITAL DE DÍA QUIRÚRGICO

En este sentido, el cateterismo por vía radial se lleva a cabo en las instalaciones del Hospital de Día Quirúrgico puesto en marcha recientemente por la Clínica La Luz con el objetivo de optimizar los procedimientos quirúrgicos de las distintas especialidades que, a priori, no requieren ingreso hospitalario.

Tras ser dado de alta, el paciente sólo debe evitar coger peso con el brazo por donde se ha introducido el catéter, así como no flexionar la muñeca, llevando el brazo en cabestrillo con la mano por encima del codo para prevenir la inflamación.


"La introducción de esta novedosa técnica en nuestra cartera de servicios nos permite, por una parte, cumplir con el objetivo permanente de seguir incorporando todos aquellos procedimientos diagnósticos y de tratamiento que suponen mejoras claras para nuestros pacientes y, por otra, evitar los ingresos hospitalarios cuando no son estrictamente necesarios y existen, como en este caso, alternativas ambulatorias", explica por su parte el doctor Gonzalo Bartolomé, director de la Clínica La Luz.