"Todo lo que es malo para el corazón también lo es para el cerebro", explica a ELMUNDO.es Pedro Mata, presidente de la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar y uno de los firmantes de la investigación, en la que también han participado el Hospital Clínic de Barcelona y la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, entre otros.