El gran público sabe que conviene ajustarse a ciertos niveles, que cuando se sobrepasan el médico prescribe una dieta y, si ésta no es efi- caz, también un fármaco, que hay un colesterol "bueno" y uno "malo", etc. Pero, realmente, ¿conocemos los mecanismos por los que el exceso de colesterol puede producir proble- mas vasculares? Sería interesante conocerlos, ya que más de la mitad de los casos de angina e infarto de miocardio están directamente re- lacionados con la hipercolesterolemia.la salud de nuestro sistema circulatorio. Por tanto, en una situación normal se trata de obtener cifras de colesterol total por debajo de 240 mg, cifras bajas de LDL y relativamente altas de HDL. Esta recomendación debe hacer- se más estricta en el caso en que se añada otro factor de riesgo vascular: la diabetes, el taba- quismo, la hipertensión o el haber padecido ya previamente un problema vascular agudo. Sobre todo en el caso de la diabetes, se ha demostra-
Fuente: