El gran público sabe que conviene ajustarse a ciertos niveles, que cuando se sobrepasan el médico prescribe una dieta y, si ésta no es eficaz, también un fármaco, que hay un colesterol "bueno" y uno "malo", etc. Pero, realmente, ¿conocemos los mecanismos por los que el exceso de colesterol puede producir problemas vasculares? Sería interesante conocerlos, ya que más de la mitad de los casos de angina e infarto de miocardio están directamente relacionados con la hipercolesterolemia.
Fuente: pintoyvaldemoro.com