La patología dual, que consiste en la comorbilidad de un trastorno de conductas adictivas con otro trastorno mental, es hoy en día una realidad clínica, como demuestra el hecho de que los pacientes usan cada vez más sustancias con un poder adictógeno, y las causas de por qué las utilizan son muy variadas.
Fuente: Websalud.com