Veinticinco burkinabeses han vuelto a nacer gracias al doctor Aldámiz, cirujano cardiovascular
Fuente: La Verdad