El doctor José Ramón Germá Lluch demuestra mediante un libro con ciencuenta historias reales de esperanza que determinados hechos, cifras y una dilatada experiencia profesional evidencian que cuando se anota la palabra cáncer no hay que hacer sentencias definitivas.
Fuente: Última Hora