Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

La declaración de Cracovia y la erradicación del déficit de yodo

El yodo es imprescindible para que la glándula tiroides trabaje con normalidad. La nutrición deficiente en yodo es uno de los problemas de salud pública más fácilmente prevenibles que la OMS califica como la mayor causa de deficiencia mental que se puede prevenir.

Las poblaciones de mayor riesgo son las gestantes y la población infantil. La hormona tiroidea (tiroxina) -que contiene yodo-, es clave para la maduración cerebral del feto y en los primeros años de vida. La OMS recomienda la yodación de la sal como medida más eficaz para la erradicación de la deficiencia de yodo, por ser el alimento que más fácilmente puede llegar a toda la población.

Aunque, en concreto, en España, la nutrición de yodo ha mejorado sensiblemente en los últimos años, se debe trabajar para garantizar que la aportación suficiente de yodo llegue a toda la población, muy especialmente a los grupos de mayor riesgo: mujeres embarazadas, mujeres en edad fértil y niños.

El proyecto EUthyroidEste enlace se abrirá en una ventana nueva, constituido por investigadores de 27 países de Europa, ha trabajado en los últimos 3 años para unir esfuerzos con el objetivo de encontrar estrategias comunes que contribuyan a la erradicación y prevención de la deficiencia de yodo (TDY).

EL esfuerzo ha culminado con "La Declaración de Cracovia", un documento en el que se indica las líneas a seguir para conseguir el objetivo. Se basa en 4 líneas maestras:

1. Toda la sal de consumo debería ser yodada, consensuando entre los países Europeos el contenido mínimo de yodo pero ajustándose a las necesidades de cada país. Es necesaria la implicación de la política: trabajar en una legislación que lo permita. Así pues es fundamental asesorar a los políticos para que asuman esta responsabilidad para alcanzar este objetivo.

2. Los Programas de Prevención, su Evaluación y Monitoreo de la Nutrición de yodo son responsabilidad de los gobiernos y de las autoridades de salud pública.

3. Debería haber Comités Asesores, compuestos por expertos interesados ​​en el campo de la prevención de los trastornos por déficit de yodo (TDY), que pudieran asesorar a los políticos y las autoridades de la Salud Pública. Las instituciones públicas en cada comunidad autónoma deberían promover y financiar estos comités.

4. Mientras el consumo de sal yodada sea voluntario, los gobiernos y las autoridades de Salud Pública deberían fomentar y financiar campañas para promover que en lugar de consumir sal común se consuma sal yodada. No se trata de consumir más sal, sino poca pero yodada.

Con esta llamada, desde el Proyecto EUthyroid espera que la prevención de los TDY se perciba como una necesidad real y que las autoridades públicas se planteen y adopten las medidas oportunas para prevenir ahora y en el futuro los TDY.

La jefa del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Dexeus, la Dra. Gemma Sesmilo forma parte el grupo de tiroides de la Sociedad Española de Endocrinología (SEEN) que siempre ha luchado de forma activa para conseguir la erradicación del déficit de yodo