fachada_dexeus_descargasEste jueves, 4 de junio, de 10 a 14 horas, en el hall de Hospital Universitario Dexeus, tendrá lugar una jornada de concienciación para promover unos buenos hábitos de protección solar. Durante la misma se informará de la importancia de autoexaminarse la piel y acudir al dermatólogo con regularidad para revisar cualquier mancha, lunar o verruga, determinar su benignidad o malignidad, indicar el tratamiento más adecuado cuando se precise y controlar su evolución. También se podrá responder un cuestionario para conocer el grado de riesgo de cada persona de desarrollar un cáncer de piel.

Cabe recordar que, en los últimos cuatro años, la incidencia del melanoma, el cáncer de piel más agresivo, ha aumentado un 38% en España, cerca de un 10% cada año. Una repercusión que se multiplica por siete en los otros tipos de tumores cutáneos.

Se trata de unas cifras altas y una tendencia de crecimiento grandes, ya que el cáncer de piel puede llegar a ser mortal. Según datos de la Academia Española de Dermatología y Venerología, la mortalidad estimada del melanoma es del 20% de forma global, siendo menor en estadios más iniciales y mayor en los más avanzados. En lo relativo a los otros tipos de tumor de piel, la mortalidad es mucho inferior, pero está en torno al 2%.

La buena noticia es que, detectado a tiempo, se cura en un 90% de los casos.

Revisión de lunares, manchas y verrugas

Por este motivo, IDERMA presentará también en la jornada su programa IDERMA Prevent, una iniciativa del instituto dermatológico para facilitar la revisión de lunares, manchas y verrugas de la piel a la máxima población posible, ofreciendo este servicio a un precio reducido (30 euros).

La iniciativa IDERMA Prevent (www.iderma.es/idermaprevent) consiste en una revisión por parte de un dermatólogo de IDERMA de toda la piel y un examen de los lunares, las manchas y las verrugas. En este examen, el especialista determinará si alguna de estas lesiones puede evolucionar a un cáncer, qué seguimiento o tratamiento necesitan y qué consejos de protección solar son los más adecuados al tipo de piel.

También se incluyen en este programa las lesiones que se consideran únicamente como antiestéticas, ya que deben ser analizadas siempre por parte de un especialista antes de iniciar cualquier tratamiento por cuenta propia o en un centro de estética.

La prevención, desde la infancia

Tan importante como la detección y el diagnóstico precoz del cáncer de piel es la prevención frente al principal factor de riesgo evitable, la sobreexposición solar desde la infancia. Por este motivo, es vital seguir unos buenos hábitos de protección solar, especialmente en el caso de los niños y los adolescentes.

• Los niños que han sufrido quemaduras solares tienen con mayor frecuencia más de 50 lunares, a diferencia de los que no se han quemado. Cabe recordar que tener más de 50 lunares es uno de los factores de riesgo para desarrollar cáncer de piel.

• Los primeros 18 años de vida son primordiales en la lucha contra el cáncer cutáneo, ya que la exposición recibida durante la infancia es alrededor del 50% de la sufrida a lo largo de toda la vida y se ha constatado que los niños reciben tres veces más radiaciones ultravioletas B (UVB) que los adultos.

• La utilización de un fotoprotector durante los primeros 18 años de vida disminuye cerca de un 80% la probabilidad de desarrollar un futuro cáncer de piel.

• En el caso de los adolescentes, especialmente las chicas, el problema es que no ven el riesgo de la exposición solar a largo plazo y es, además, cuando comienzan a usar cabinas de bronceado.

• Padres y madres o tutores deben ser conscientes de la importancia de unos buenos hábitos de protección solar desde la infancia, ya que se trata de una etapa que resulta especialmente crítica. Esta concienciación también debe ser extensiva al ámbito escolar, a profesores y monitores.