Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

Diferencias entre alergia e intolerancia

La alergia e intolerancia son dos condiciones distintas, aunque, en muchas ocasiones, ambos términos se utilicen indistintamente.

Por un lado, en las alergias, se produce una intervención del sistema inmunológico. Sin embargo, en el caso de las intolerancias suele ser debido a un problema del metabolismo o por un déficit de algún enzima.

intolerancia-alimentariaintolerancia-alimentaria

Las alergias alimentarias se producen cuando nuestro sistema inmunitario considera que una sustancia es nociva y reacciona de manera anómala y provoca una serie de síntomas. En el caso de la intolerancia el organismo no puede metabolizar un alimento de manera correcta.

Las intolerancias alimentarias, como puede ser a la fructosa o a la lactosa, provocan malestar y otros síntomas generalmente digestivos. Como el organismo no es capaz de digerir adecuadamente sustancias presentes en el alimento produce estos efectos secundarios: nauseas, gases, retortijones, diarrea…

En las alergias también son frecuentes los síntomas digestivos, pero pueden aparecer otros respiratorios (dificultad respiratoria, asma, tos, estornudos…), cutáneos (angioedema de labios, boca, eczemas, urticaria) o sistémicos (shock anafiláctico). La reacción alérgica se debe a una reacción desproporcionada del sistema inmunitario.