La Unidad de Personalidad y Comportamiento del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo se acaba de convertir en el centro pionero en Madrid en la acogida de la Terapia Dialéctica Conductual (TDC). Llega de la mano la Dra. Miriam McCarthy, licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, Máster infanto-juvenil en el ILD (Instituto de Lenguaje y Desarrollo) y que, posteriormente, se trasladó a EEUU a Seattle, al Centro de Marsha Linehan, que es donde se desarrolló esta terapia y son quienes pueden acreditar a los centros de TDC en España. Actualmente, en nuestro país solo existen en Barcelona y ahora en Madrid. Es un modelo innovador y único para el Trastorno Límite de Personalidad (TLP), así como para toda aquella persona que presente dificultades en el manejo de las emociones.

En palabras de la Dra. Marsha Linehan, creadora de la Terapia Dialéctica Conductual "no quisiera un tratamiento médico o psicológico que la ciencia no haya dicho que funcione".

Dra_Miriam_McCarthy

En palabras de la doctora McCarthy, "partimos de la base de que la vida de las personas que acuden a nuestras consultas es angustiante, agotadora y genera mucho dolor. Nuestro fin, nuestra misión y nuestro objetivo es ayudar a que los pacientes construyan una vida que valga la pena ser vivida y mejorar en paralelo la de sus familias y la de las personas que les rodean. En definitiva, queremos ayudar al paciente a formular y alcanzar sus propias metas personales.

Porque existe esperanza, la posibilidad real de cambio es ya una realidad. La TDC acumula la evidencia científica más sólida hasta el momento: es decir, es un tratamiento eficaz y útil para mejorar la calidad de vida del paciente. Y esta es la razón por la que su popularidad ha crecido tanto en EEUU y en Europa", concluye McCarthy.

Supone un gran avance respecto a los tratamientos existentes hasta el momento y el inicio de una nueva actitud terapéutica hacia el TLP.

¿Qué es la TDC?

Es un tratamiento que combina técnicas cognitivo-conductuales que promueven el cambio y la solución de problemas con técnicas basadas en la aceptación que conducen a que la persona entienda sus emociones, acciones y pensamientos. El equilibrio entre estos dos tipos de técnicas forma la dialéctica fundamental que da nombre a la terapia. En este sentido se asume que siendo la vida del paciente realmente horrible es necesario y urgente un cambio y el terapeuta intentará activamente motivar al paciente hacia el mismo. La TDC hipotetiza que la etiología y el mantenimiento de comportamientos autodestructivos o impulsivos se debe a la combinación de una predisposición genética a una vulnerabilidad emocional y a un ambiente invalidante donde las personas no han aprendido a manejar emociones.

Parte determinante del éxito de la TDC es la enseñanza de estrategias para regular emociones, tolerar el sufrimiento, mejorar las relaciones interpersonales y tomar conciencia del momento presente sin enjuiciarlo. En resumen, herramientas para actuar de manera efectiva. La TDC es el tratamiento de referencia según la APA (Asociación Americana de Psicología) para personas diagnosticadas de TLP

¿Qué problemas aborda la TDC?

Emociones dolorosas en la que uno siente que tiene que salir, cambios de humor, sentir que las emociones tienen el control, dificultad para controlar la rabia, reacciones emocionales intensas y frecuentes, impulsividad, hipersensibilidad, sentimiento de vacío o de no pertenecer a nada ni nadie, depresión, tendencia a conductas autodestructivas (suicidio, autolesión, problemas con la comida), baja autoestima, poca tolerancia a la frustración. Interacciones sociales caóticas (familia, colegio, trabajo). La TDC es el tratamiento idóneo para personas que han pasado por muchos terapeutas y no encuentran solución ni mejora o si finalmente la logran es tan sólo por espacio corto de tiempo.

En qué consiste la TDC

Es una terapia estandarizada y manualizada, lo que facilita el abordaje de conductas multiproblemáticas. Se basa en cuatro componentes:

- TDC grupo de entrenamiento de habilidades: el objetivo es la enseñanza y práctica de estrategias de regulación emocional, tolerancia al malestar, Mindfulness y habilidades interpersonales previamente comentadas. El entrenamiento en estas habilidades se desarrolla en un formato de grupo psicoeducativo donde el terapeuta del grupo enseña las habilidades y asigna tareas a los pacientes para practicar en su vida diaria

- Terapia individual TDC: el objetivo es aumentar la motivación del paciente a conseguir sus metas y ayudarles a aplicar las habilidades TDC a situaciones específicas en sus vidas.

- Coaching telefónico: el paciente puede llamar a su terapeuta en momentos difíciles que es cuando más necesita la ayuda de un profesional.

- TDC equipo: es la terapia para los terapeutas y está diseñada para ayudarles a mantenerse motivados y contribuir a que puedan proporcionar el mejor tratamiento posible y mantener altos estándares de excelencia.

¿Qué resultados pueden esperarse de la TDC?

  • Disminución de visitas a urgencias y de ingresos hospitalarios.
  • Reducción del gasto médico, es una terapia de tiempo limitado y resultados estables en el tiempo.
  • Reducción de conductas autodestructivas (autolesiones, problemas de alimentación, intentos de suicidio y adicciones).
  • Menor tasa de abandono de la terapia .
  • Disminución de la impulsividad , de la rabia y la depresión.
  • Aumento de la autoestima y la motivación.
  • Mayor adaptación (social, familiar, académica).
Etiquetas: Terapia Dialéctica Conductual (TDC), Dra. Marsha Linehan | Dra. Miriam McCarthy,