Según el director del Servicio Público de Empleo de Castilla-La Mancha (Sepecam), Gerardo Gutiérrez, no es casualidad, resisten mejor porque se han reforzado en tecnología, formación de su personal y marketing.

Según el director del Servicio Público de Empleo de Castilla-La Mancha (Sepecam), Gerardo Gutiérrez, no es casualidad, resisten mejor porque se han reforzado en tecnología, formación de su personal y marketing.

A formar desempleados sobre todo en el llamado sector 'blanco' va dirigido 'Retos', un plan integrado de empleo que comenzó a dar sus primeros pasos en abril para dar formación, teórica y práctica, a 30 hombres y 77 mujeres, en oficios como vigilantes de seguridad o cuidado de mayores.

Más de la mitad contratados

Superada la primera fase de formación teórica, los 107 alumnos recibieron un primer diploma y el aplauso de los responsables del Sepecam y el Ayuntamiento de Albacete, instituciones que han impulsado este programa. El plan tiene un presupuesto de 165.000 euros, de los que 18.000 salen de las arcas municipales y el resto del Sepecam. Tres empresas, como son Capio Sanidad que gestiona la residencia de mayores Alcabala, Arte Vida responsable del geriátrico Alábega, y Eulen, participan de lleno en 'Retos', pues contribuyen a formar a estos desempleados y a cambio reciben a trabajadores con la formación idónea para cubrir los puestos de trabajo que tienen vacantes.

Su implicación es tal que firmaron un compromiso de inserción del 40% y a mitad del programa ya lo han superado, pues 56 de los 107 desempleados en formación tienen ya un contrato.

Estos buenos resultados, en unos tiempos tan difíciles, son posibles gracias a que se ofrece una formación a la carta. "Este es un programa innovador, imaginativo y diferente», declaró la concejal de Empleo, Nieves García, «es un reto porque permite regresar al mercado laboral a personas que llevan tiempo sin trabajar, muchas de ellas mujeres que dejaron un tiempo de trabajar para cuidar a los hijos y ahora desean hacerlo y lo tienen complicado".

La alcaldesa se comprometió a no desaprovechar ninguna oportunidad que se ponga por delante al Ayuntamiento de Albacete para impulsar programas que contribuyan a frenar el desempleo en la ciudad. «En estos tiempos de crisis, hay que hacer inversiones responsables con el dinero público y ésta lo es», dijo Carmen Oliver, que deseó que al final de este plan, que terminará en abril del 2011, todos los alumnos hayan conseguido un contrato como ocurría sólo hace unos años, antes de que empezase esta crisis.

El director de Eulen, José Antonio Reolid, explicó que su empresa, que en la provincia tiene una plantilla de 550 trabajadores, han contratado ya a 6 trabajadores formados en atención al cliente que están desempeñando su trabajo en Renfe y en el Hospital, a otros 9 formados como limpiadores y, previsiblemente, darán empleo a 15 vigilantes de seguridad que en los próximos meses obtendrán la acreditación para trabajar como tal.
Fuente: