En la investigación ha participado también la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar, la Fundación Jiménez Díaz y la Universidad Internacional de Catalunya, entre otros.
Fuente: La Voz de Galicia