txanton_martinez1¿Es posible ser madre a los 40 años y tener un embarazo sano y un parto seguro? Ésta y otras cuestiones serán respondidas en la conferencia que lleva por título Embarazo sano y parto seguro y que pronunciará el doctor Txanton Martínez-Astorquiza, jefe de servicio de Ginecología, Obstetricia y Reproducción Asistida de Hospital Quirón Bizkaia, dentro del ciclo de conferencias Encuentros con la Salud. La charla tendrá lugar hoy miércoles, 20 de mayo, a partir de las 19:00 horas, en la Biblioteca Bidebarrieta de Bilbao (c/Bidebarrieta, 4). La entrada a la conferencia es libre y gratuita hasta completar el aforo.


Tal y como ha adelantado el experto con motivo de la conferencia, "una de las características más destacadas de la natalidad en nuestro ámbito es que la tasa de hijos nacidos por mujer en Euskadi no ha parado de descender en las últimas décadas. Si hace más de veinte años esta tasa se situaba en 2,5 hijos por mujer, hoy, apenas llega a un hijo. Incluso estamos muy por debajo de la media estatal en este aspecto, que se ha colocado hoy en día en 1,4 hijos".


Otra de las circunstancias que marcan hoy la maternidad "es el problema de las mujeres que se quedan embarazadas con 35 ó 40 años. En los años 80, la edad media de embarazo era los 28 años; hoy, la edad media es de 32 años".


Las consecuencias de este retraso en la natalidad se traducen en que cada vez hay más mujeres de 40 y más años que desean ser madres, "lo que supone una mayor dificultad para que estas mujeres se queden embarazadas. De hecho, una de cada tres embarazadas de cuarenta o más años ha recurrido a técnicas de reproducción asistida para lograr dicho embarazo".


Esta circunstancia hace que los embarazos a partir de los 40 años "tengan un mayor riesgo de sufrir anemia, hipertensión arterial, diabetes, partos por cesárea e ingresos de bebés prematuros en las unidades neonanatales".


Claves para un embarazo sano

Para evitar o paliar todos estos problemas, "desde la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia recomendamos a toda mujer que se plantee ser madre, que acuda a su ginecólogo de confianza para que le haga una consulta preconcepcional".


Tal y como ha explicado el jefe de servicio de Ginecología, Obstetricia y Reproducción Asistida de Hospital Quirón Bizkaia, "las consultas preconcepcionales le permiten a la mujer recabar toda la información que le puede hacer falta para llevar a cabo un embarazo sano. Asimismo, el ginecólogo puede saber si la mujer ha tenido enfermedades que puedan afectar al embarazo, su edad, los datos de posibles embarazos anteriores, llevar a cabo los análisis necesarios y proceder a la suplementación dietética con yodo y ácido fólico".


Una vez que la mujer se ha quedado embarazada, siguiendo las recomendaciones del ginecólogo en la consulta preconcepcional, "si la madre es de 40 o más años, necesita un seguimiento más estrecho". Además de hacerle los controles habituales, hoy se puede determinar la existencia de un síndrome de Down en el hijo "mediante técnicas no invasivas, como es la determinación de ADN fetal en la sangre materna".


Asimismo, "en el segundo trimestre se hace la ecografía de las 20 semanas, que, a través de tecnologías como la neurosonografía fetal, puede ayudar a detectar posibles problemas" que presente el niño. "La ecografía es muy importante para estos diagnósticos", ha recalcado.


El Dr. Martínez-Astrorquiza ha incidido en la conveniencia de realizar una medicina preventiva, tanto en la madre añosa como en su hijo. "El embarazo por encima de los cuarenta años de edad conlleva un riesgo más alto de parto prematuro. Estos partos suponen un mayor riesgo para la salud de la madre y del niño, además de conllevar un mayor gasto para la familia.


Para prevenir estos problemas, "contribuimos a la reducción del riesgo de parto prematuro de diversos modos. Así, si el cuello del útero se encuentra acortado, podemos optar por un tratamiento médico a base de progesterona o emplear dispositivos como un pesario cuando es necesario. En mujeres de riesgo, la preeclampsia (hipertensión inducida durante el embarazo) es uno de los riesgos más frecuentes: en estos casos se puede optar por el uso de heparinas o ácido acetilsalicílico que mejoren el flujo sanguíneo y la tensión arterial".


El control del peso también es clave, tanto en la madre como en el propio hijo. "El crecimiento fetal del último trimestre es esencial, ya que se ha comprobado que el bajo peso al nacer (en el caso de niños prematuros) puede dar como consecuencia en el futuro del niño algunos problemas de relación y adaptación al entorno. Frente a esto el parto vaginal permite un mayor desarrollo. No obstante, en casos de partos prematuros, los posibles problemas relacionales que se pueden dar en el futuro se pueden ver paliados mediante programas de estimulación temprana".


Claves para un parto seguro

El doctor Martínez-Astorquiza lo tiene claro: "un parto sano es un parto por vía vaginal". Tal y como ha señalado, "Euskadi es la única comunidad autónoma del Estado cuya tasa de partos vaginales en la sanidad pública es superior al 85%, porcentaje recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)".


El experto ha puesto de manifiesto que el Hospital Quirón Bizkaia, cuyo servicio de Ginecología, Obstetricia y Reproducción Asistida es dirigido por él, "tiene una tasa de cesáreas 20 puntos inferior a la media de la sanidad privada en el conjunto de España e igual a la media de la sanidad pública española, lo que supone un indicador de un parto sano de primer orden".


Para conseguir estas cifras de parto vaginal "monitorizamos a la madre, especialmente en el caso de embarazadas de cuarenta o más años; también somos capaces de realizar, en el caso de que el niño venga de nalgas, la versión cefálica externa, una técnica manual que permite voltear al hijo en el seno del vientre materno, obteniendo la posición adecuada para el parto natural; igualmente, tenemos experiencia en el parto a término en el caso de embarazos gemelares, algo que se da con relativa frecuencia en madres mayores que se han sometido a técnicas de reproducción asistida".


Sobre Encuentros con la Salud

Encuentros con la Salud de El Correo es una iniciativa para la formación, divulgación y promoción de la salud que cuenta con la asesoría científica de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao y la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea y con la colaboración de la agencia Docor Comunicación. La conferencia Embarazo sano y parto seguro cuenta con el patrocinio de Hospital Quirón Bizkaia.