Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

Falsos mitos en alimentación

En el ámbito de la nutrición y dietética se pueden detectar ciertos mitos o creencias erróneas acerca de ciertos alimentos. A continuación, os propongo algunos de estos mitos:

Falsos mitos en alimentaciónFalsos mitos en alimentación

"Los alimentos integrales adelgazan"

A igualdad de peso los productos integrales tienen una densidad energética ligeramente menor pero poco relevante.

La presencia de fibra en el contenido intestinal no interfiere con la absorción global de macronutrientes, por lo que no tiene efecto per sé sobre el consumo energético.

Estudios de saciedad, ingestión energética y composición corporal no han demostrado cambios en función del contenido en fibra de la dieta.

"El pan integral es menos calórico que el blanco"

A nivel de calorías, ambos poseen prácticamente la misma cantidad. La diferencia radica en que el pan integral contiene más fibra y facilita más la saciedad.

"La miga de pan engorda más que la corteza"

Todo es pan, tanto la miga como la corteza están compuesta por los mismos ingredientes.

"La fibra adelgaza"

La fibra facilita la saciedad al ser ingerida con agua, esto ayuda a comer menos, pero la fibra no adelgaza por sí sola. Además, mejora el tránsito intestinal.

"El agua engorda"

El agua no tiene calorías, por lo que no engorda ni adelgaza.

Tiene que ser constante en el organismo, manteniendo el equilibrio hídrico.

"Tomar diuréticos o laxantes ayuda a adelgazar"

El uso de diuréticos y/o promoción de sudoración para adelgazar, produce deshidratación, pérdida de agua y no de grasa. La recuperaremos en cuanto volvamos a beberla.

Los laxantes actúan a nivel del intestino grueso mientras que la absorción de nutrientes se realiza en el delgado. Esto muestra que lo que hacen los laxantes es aumentar el volumen de las heces y facilitar su tránsito, pero no eliminan grasas.

En caso de retención hidroelectrolítica es más eficaz la restricción de sal y no de agua.

"La sal engorda"

La sal no posee calorías, no engorda. Lo que puede suceder es que produzca retención de líquidos y eso dé como resultado un aumento de volumen corporal.

"La fruta consumida fuera de las comidas no engorda"

Proporciona energía, por tanto, "engorda".

Se fundamenta en su composición de azúcares simples (aumento de la glucemia, hiperinsulinemia y metabolismo acumulativo). Propugnan que si no se acompañan de grasas, éstas no se acumularán.

La fruta consumida en el contexto de una comida estándar se "vacía gástricamente" de forma más lenta y no provoca hiperglucemia e hiperinsulinemia postprandiales.

Falsos mitos en alimentaciónFalsos mitos en alimentación

"Si se tiene colesterol, no se pueden comer huevos"

Son múltiples los trabajos publicados que demuestran el escaso efecto del consumo de huevos sobre la colesterolemia, las diversas subfracciones lipídicas y el riesgo cardiovascular.

"El marisco es malo para el colesterol"

Es una fuente elevada de proteínas de alto valor biológico, minerales y ácidos grasos poliinsaturados.

Disminuye el colesterol en sangre cuando sustituye a los alimentos de origen animal: los esteroles marinos compiten con el colesterol para la absorción intestinal.

"Los colines engordan menos que el pan"

También se elaboran con harina, agua y sal. Poseen menos cantidad de agua que el pan.

A igual cantidad de peso entre colines y pan, tendrán más calorías los colines.

Falsos mitos en alimentaciónFalsos mitos en alimentación

"Dormir la siesta engorda"

Hay muy poca diferencia en el gasto de calorías mientras estamos sentados viendo la televisión que mientras dormimos.

Se ha comprobado que una siesta de 10 a 20 minutos disminuye el estrés y aumenta el rendimiento durante la tarde.

"El alcohol quita el frío"

El alcohol es un vasodilatador. Hace que los capilares de la piel se dilaten y llegue más sangre a ellos. Esto produce una sensación momentánea de calor pero en realidad se produce una pérdida.

Esto provoca un descenso de la temperatura corporal que puede provocar la muerte por congelación.

"El alcohol es un estimulante"

El alcohol es un depresor del sistema nervioso.

No estimula las funciones físicas y mentales, solo da sensación de euforia.

Una pequeña cantidad disminuye los reflejos, la coordinación, la agilidad mental y la capacidad de captar sensaciones.

"Con la edad se aumenta de peso"

No necesariamente tiene que ser así. Lo que puede suceder es que con la madurez cambie la distribución de la grasa corporal. También pueden haber cambios en el estilo de vida, más sedentarismo, lo que dará como resultado un aumento de peso.

Falsos mitos en alimentaciónFalsos mitos en alimentación

"Los alimentos light adelgazan"

Aportan menos calorías, pero siguen aportando.

Puede que no engorden pero no adelgazan.

A menudo se ingiere más cantidad.