Debemos saber que la fiebre no es una enfermedad como a veces se le presenta, y lejos de ser un enemigo, es una parte importante de las defensas del cuerpo contra la infección.
Fuente: Pinto y Valdemoro