Los servicios municipales trabajan intensamente para que Barcelona recupere la normalidad tras la intensa nevada que ha paralizado la ciudad, que muchos califican de histórica. La nieve ha colapsado el transporte viario y ferroviario (que se normaliza con lentitud) y ha puesto en aprietos a miles de catalanes, sobre todo en Girona y Barcelona, que se han quedado sin medios para regresar a casa. Colegios cerrados y carreteras colapsadas son algunas de las imágenes que dejó el lunes. Para este martes, la Universidad Autónoma ya ha anunciado que suspende las clases por la mañana y todos los colegios en la provincia de Girona y los de Sant Cugat del Vallès permanecerán cerrados.
Fuente: El Pais.com