FJD_WEB

El Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (HUFJD) es el hospital de alta complejidad con el índice de satisfacción más elevado de toda la sanidad madrileña, con un 92,99 por ciento. Además es el único de los grandes hospitales de la red pública que supera el 90%, según los últimos datos del Observatorio de Resultados del Servicio Madrileño de la Salud, correspondientes a 2015, hechos públicos por la Consejería de Sanidad.

En el grupo de media complejidad el mayor índice de satisfacción global con la atención recibida corresponde al Hospital General de Villalba (HGV), con un 94,86%, seguido del Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles (HURJC), con un 91,64%. En el caso del HGV, pese a ser el hospital más joven de todo el SERMAS, su índice de satisfacción es el más elevado de todos los hospitales de agudos de la red sanitaria pública madrileña.

Por su parte, dentro del grupo de hospitales de baja complejidad, el Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro (HUIE) es el que ostenta un mayor índice de satisfacción con un 93,32%.

El índice medio de satisfacción global con la atención recibida del año 2015 fue de un 88,9%, resultado similar a años anteriores, según la Consejería de Sanidad. Un 75% de los centros hospitalarios presentan índices de satisfacción global por encima de 87,3%.

RATIO DE MORTALIDAD

Entre los datos que recoge el Observatorio figuran también distintas variables clínicas. Una de ellas es el índice agregado de mortalidad, que se mide mediante el denominado Ratio de Mortalidad Estandarizada (RME). En este caso el HUFJD es el hospital de gran complejidad con un menor índice RME, con un 0,81. Para interpretar este dato hay que tener en cuenta que un RME igual a 1 representa que la mortalidad observada es igual a la esperada, y constituye el estándar del Servicio Madrileño de Salud, de forma que una cifra por debajo de 1 supone que el centro en cuestión mejora el estándar de mortalidad.

En este sentido el Hospital Universitario Rey Juan Carlos y el Hospital General de Villalba, con sendas RME de 0,64 y 0,70, son los dos centros de su grupo, el de media complejidad, con una tasa RME más baja. De la misma forma, el Hospital Universitario Infanta Elena, con una RME de 0,75, es el segundo centro de baja complejidad con una tasa de mortalidad estandarizada más reducida.