Nos encontramos ante la paradoja de comprobar que estamos en un momento de la historia, en el que la esperanza de vida es cada vez mayor, gracias a la rápida evolución de las ciencias, tecnologías y técnicas relacionadas con la salud, al tiempo que el avance progresivo del deterioro medioambiental de nuestros eco-sistemas supone una amenaza permanente.
Fuente: pintoyvaldemoro.com