Mundial de la Salud aconseja reducir a menos del 20 por ciento el número de fumadores de cada país. Y tal vez en España, donde hay cerca de un 30 por ciento de adictos al cigarrillo, lo consiga con tanto miedo como está despertando la gripe A. No obstante, los especialistas advierten del peligro de «especular», ya que, según explica Nicolás González, jefe del servicio de Neumología de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, «no se pueden sacar conclusiones, porque no existen criterios fiables que afirmen que la gripe A va a ser más perjudicial para los fumadores. Además, esta infección no va a ser peor que una gripe común», puntualiza González.
Fuente: La Razón