Este asegura a EL MUNDO que hay actuaciones que merecen ser investigadas por el juez. Puede contar cosas que aún no ha destapado. El BBVA, por su parte, explica oficialmente por qué echó a Sebastián en 2003.
Fuente: Nueva Economía