Una vez ahí, se les pasa consulta, ya sea en la habitación, si el mayor está encamado, o en el despacho. "En lugar de desplazarse el anciano hasta el hospital, vamos nosotras a las residencias, con las mismas garantías", cuenta la primera geriatra que recaló en el Infanta Elena y la responsable de Geriatría, Berta Alvira Rasal.
Fuente: