Miembros del Equipo de Cardiología del Dr. Roberto Martín Reyes, del Hospital La Luz de Madrid.Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEn la estenosis aórtica, la válvula aórtica no se abre completamente y disminuye el flujo de sangre desde el corazón; es la lesión valvular más frecuente en España. El pronóstico de someterse a una cirugía abierta es desfavorable por el alto riesgo que conlleva.

La sustitución valvular aórtica quirúrgica ha sido el tratamiento de elección en pacientes con estenosis aórtica severa, es decir, la válvula aórtica puede calcificarse y estrecharse. Sin embargo, debido a que la etiología más frecuente de la estenosis aórtica en los países occidentales es la degenerativa, la edad de los pacientes es avanzada (en adultos de 75 o más años, se halla estenosis aórtica en el 7% de los casos), por lo que con frecuencia los pacientes tienen un elevado riesgo quirúrgico y como consecuencia, una tasa mayor de complicaciones.

Por ello, hasta ahora la sustitución de la válvula aórtica mediante implante percutáneo de prótesis aórtica se venía realizando sólo en pacientes de alto riesgo quirúrgico como una alternativa a la cirugía cardíaca.

Un nuevo estudio publicado recientemente en New England Journal of Medicine (PARTNER 2) ha demostrado que, incluso en pacientes con un riesgo quirúrgico moderado, el implante percutáneo de prótesis aórtica, es al menos tan eficaz como la cirugía cardíaca estándar sin presentar una tasa mayor de complicaciones. Este hecho amplía el espectro de pacientes que se pueden beneficiar de ésta técnica sin necesidad de ser sometidos a una cirugía cardíaca.

El procedimiento realizado por vía percutánea femoral, sin necesidad de anestesia general, se llevó a cabo con éxito recientemente por parte de los Dres. Jorge Palazuelos Molinero, responsable de la cardiopatía estructural y Javier Martín Moreiras, miembros del Equipo de Cardiología del Dr. Roberto Martín Reyes, del Hospital La Luz de Madrid.

"Hemos realizado un novedoso y avanzado procedimiento percutáneo en el tratamiento de la estenosis aórtica, mediante la inserción de un TAVI, el cual nos ofrece la oportunidad de tratar pacientes que son rechazados de la cirugía cardíaca convencional", explica Martín Reyes, jefe de Cardiología Clínica e Intervencionista.

"Con la introducción de este nuevo dispositivo en la cartera de servicios del hospital, culminamos un profundo e innovador cambio en el laboratorio de hemodinámica con la incorporación además, del cateterismo cardiaco por vía radial para el diagnóstico y tratamiento de distintas dolencias cardiacas, la implantación de un stent de última generación que reduce riesgos en los pacientes y recientemente, la utilización de la guía de presión en cardiología. Todo ello nos permite cumplir con el objetivo permanente de seguir incorporando todos aquellos procedimientos diagnósticos y de tratamiento que suponen mejoras claras para nuestros pacientes", afirma este especialista.

"Hacer intervencionismo percutáneo en cardiopatía estructural (TAVI), debe considerarse de primera elección, en pacientes que presenten una estenosis aórtica severa y que presenten un riesgo quirúrgico moderado-alto", concluye el Dr. Roberto Martín Reyes.