hospital_quiron_donostiaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoCon motivo del Día Europeo de la Logopedia, que se celebra hoy y que este año se centra en el daño cerebral adquirido, la Unidad de Foniatría y Disfagia Orofaríngea de Quirón Donostia ofrece consultas gratuitas para pacientes contrastornos de la deglución y/o del habla. Pueden solicitarlas, durante el día de hoy, llamando al 686 571 812.


La doctora Gemma Garmendia, directora de la unidad, nos recuerda que la disfagia orofaríngea, consiste en la dificultad para tragar y que junto a las alteraciones en la comunicación son secuelas muy comunes en personas con daño cerebral adquirido.


El daño cerebral adquirido se da en personas que han sufrido un accidente cerebrovascular (ictus), un traumatismo craneoencefálico, una intervención quirúrgica cerebral o una encefalopatía de cualquier origen. Todas estas situaciones pueden generar secuelas más o menos graves a nivel cognitivo, sensorial, sensitivo y motor.


La disfagia orofaríngea es una de esas secuelas y afecta en torno al 40% de los pacientes con accidente cerebrovascular. Sus principales complicaciones son la malnutrición y las neumonías aspirativas que se producen al pasar el alimento a las vías respiratorias. Todo ello contribuye al agravamiento del estado de salud de estos pacientes, haciéndoles más susceptibles a infecciones y retrasando o impidiendo su recuperación. No debemos olvidar el impacto psicológico que sufren estas personas y sus familiares, que ven mermada su calidad de vida.


El tratamiento es fundamentalmente rehabilitador mediante ejercicios con el logopeda, tras un estudio médico pormenorizado. Se trata de técnicas posturales, maniobras deglutorias, sistemas de neuroestimulación y sensores de presión intraoral que permiten controlar y mejorar la fuerza y la resistencia muscular.


También se utilizan dispositivos para corregir la apertura mandibular y sistemas para la rehabilitación de la función respiratoria, como nebulizadores, aerosoles y otros instrumentos para mejorar la fuerza y capacidad pulmonar. Todo ello se complementa con técnicas quirúrgicas adecuadas a cada caso y el uso de toxina botulínica para disminuir la secreción salivar cuando el paciente lo requiere.


Para el diagnóstico de las alteraciones de la voz y de la comunicación (disfonías, afasias y disartrias) se realiza un estudio médico previo que consta de una endoestroboscopia laríngea, prueba que permite observar las cuerdas vocales y su ondulación. Tras el análisis de la voz y la pronunciación, se procede al tratamiento por parte de los especialistas en logopedia, una herramienta fundamental para la recuperación de estos pacientes.


Hospital Quirón Donostia cuenta con la única unidad en el País Vasco para el diagnóstico y tratamiento de la disfagia orofaríngea, que cuenta con más de diez años de experiencia y está dirigida por la doctora Gemma Garmendia, especialista en otorrinolaringología y referente nacional en esta área.