Hospital Quirón Valencia pone en marcha una novedosa técnica, pionera en la Comunitat Valenciana, para el tratamiento del dolor mediante láser plasma en pacientes con hernias discales. Con este procedimiento, mínimamente invasivo, se consigue acabar con el dolor en el 85% de los pacientes sin necesidad de volver a intervenir.

Se estima que un 80% de la población sufrirá de dolores lumbares a lo largo de su vida, el 40% de ellos causados por hernias discales. "El origen de estas hernias se encuentra en el desgaste de los discos intervertebrales, cuya función es la de amortiguar la fuerza o sobrecarga a la que se someten las vértebras", explica el doctor Francisco Tomás, jefe de la Unidad del Dolor de Hospital Quirón, "y que provoca un deslizamiento de material del disco que conecta con zonas nerviosas y produce el dolor lumbar".

El abordaje de las hernias mediante láser plasma consigue licuar, en un corto espacio de tiempo, el núcleo del interior del disco mediante la pequeña entrada de una aguja y bajo anestesia local, en una sola sesión y con muy bajo porcentaje de reintervención. "Sin producir dolor y tras unos minutos en quirófano, el paciente puede irse a casa unas horas después del procedimiento", declara el doctor Tomás. Otra de las ventajas de esta técnica es la rápida recuperación del paciente, puesto que, "tras una semana de reposo relativo y si practica los ejercicios indicados, puede incorporarse en un par de semanas a su vida laboral", añade el especialista.