Las técnicas de biopsia de la mama han evolucionado mucho en las últimas décadas haciendo posible confirmar el diagnóstico antes de operar, permitiendo así una mejora en el manejo, tratamiento y pronóstico de las lesiones de la mama.


Estas técnicas permiten extraer a través de la piel una muestra de una lesión de la mama, utilizando una técnica de imagen que puede ser la ecografía o bien la esterotaxia para poder guiar la aguja hasta la lesión.


Los avances tecnológicos han permitido desarrollar la Biopsia Asistida por Vacío (BAV) como una técnica que aporta una mejora en las limitaciones que tienen las técnicas de punción habituales (Biopsia con Aguja Gruesa o BAG y de la Punción Aspiración con Aguja Fina o PAAF).


De este modo, la Biopsia Asistida por Vacío (BAV) tiene la ventaja de que permite obtener muestras más grandes, más numerosas y, en determinados casos, se puede llegar a extirpar toda la lesión. Estas ventajas permiten disminuir los resultados dudosos y las biopsias en quirófano. Otra ventaja respecto a las otras técnicas es que la BAV es la única que puede extirpar totalmente una lesión, y si es una lesión benigna (cuando no es un cáncer), se puede considerar "tratada".


La técnica de obtención de la muestra de la BAV se diferencia de la de la BAG y de la PAAF en que la aguja combina un mecanismo de rotación al obtener la muestra y un sistema de aspiración que aplica vacío.


En el Hospital Quirónsalud Barcelona disponemos de esta técnica dentro de nuestra cartera de servicios, y podemos utilizar como técnica de imagen para guiar la aguja, o bien la Esterotaxia con el equipo de Tomosíntesis o bien con la Ecografía.

Etiquetas: biopsia de la mama | BAV | Biopsia Asistida por Vacío