Los resultados de la investigación, que se dan a conocer en la revista Nature Genetics, muestran "por primera vez una relación firme", entre esa enfermedad y una variante de los genes denominados de baja penetración o susceptibilidad para conferir cáncer, según ha explicado Javier Benítez, del CNIO.
Fuente: El País